En días pasados hemos vivido desastres naturales, que si de manera aislada provocan daños materiales y humanos, de forma continua acrecientan estos daños. Como colegio católico, siguiendo las enseñanzas de San Francisco de Asís, que nos dice: “Hermano, cuando ves a un infortunado, ves un espejo del Señor y de su madre”, la comunidad del Colegio México nos hemos unido a nuestra solidaridad y amor al prójimo. Esta ayuda se ha canalizado a través de la asociación Nutrición y Vida que cuenta con vehículos propios y personal comprometido y capacitado para llevar la ayuda al lugar en donde se necesita, nuestra colecta se trasladó al estado de Morelos. Agradecemos infinitamente a todos los padres de familia, alumnos y personal su entrega y compromiso a esta laudable labor.