¡Colegio México! Aclamemos gozosos, templo augusto del bien y del saber, en su honor entonemos un himno, que resuene armonioso doquier.

Hoy y siempre en el pecho guardemos, un respeto y cariño sin par por el bello y sagrado recinto donde aprendemos el bien y la verdad.

Faro esplendente, brillante antorcha. Templo y sagrario de la verdad; Mansión dichosa donde la infancia se halla el abrigo de la maldad.

Vergel hermoso donde se cultivan las frescas rosas de la virtud; fuente que mana contento y dicha; eso es la escuela y más aún.

¡Colegio México! Aclamemos gozosos, templo augusto del bien y del saber, en su honor entonemos un himno, que resuene armonioso doquier.

Hoy y siempre en el pecho guardemos, un respeto y cariño sin par por el bello y sagrado recinto, Donde aprendemos el bien, la verdad.